Dr. Juan Carlos Arenas

sticky-logo

La lógica del envejecimiento facial

La lógica del envejecimiento facial

Tener un buen tono, estar casi libre de arrugas y tener un volumen adecuado. Esquemáticamente se ha representado como “el triángulo de la juventud” caracterizado por una estructura facial de forma triangular con base superior y vértice inferior.

La aparición de líneas faciales (arrugas), la perdida de volumen (ojeras, surcos naso-genianos, reducción de labios, etc.) y la atrofia de la piel (flacidez y aparición de manchas) constituyen la trilogía del envejecimiento facial, la cual se ha representado como “el triángulo de la vejez” que significa una estructura facial en la cual la base del ovalo facial se hace más amplia,  representando un triángulo de base inferior y vértice superior.

De esta manera los médicos debemos entender los cambios estéticos no como hechos aislados sino como signos asociados a un proceso fisiológico normal, en el cual todos estos cambios están presentes en mayor o menor proporción en cada persona. Por esta razón todo tratamiento estético debe ser entendido como un tratamiento orientado a prevenir el envejecimiento acelerado y a mantener una salud y una estética facial y corporal optima a lo largo de los años.

A nivel corporal, cambios como celulitis, redistribución de la grasa a nivel corporal, aparición de zonas de adiposidad localizada, flacidez de la piel, atrofia de la piel y perdida de volumen por citar algunos, son responsables de los efectos propios del paso de la edad observados a nivel de cuello, escote, busto, abdomen, piernas, manos y zona intima.

¿Deberíamos hablar entonces de medicina estética o de medicina antienvejecimiento, estética y regenerativa facial y corporal?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top
Scroll al inicio